A la ciudad de los vientos le dedicaba Carl Sandburg algunos de sus poemas.

Chicago es sin duda una ciudad especial y la información turística no llega a mostrar lo fascinante que es.

Es el lugar en el que nacieron los rascacielos, donde el Jazz y los músicos llegados de Nueva Orleans exaltaron a la población, y en el que los capos de la Mafia durante la Ley Seca, instauraron el desorden, entre ellos Al Capone.

Con una increíble capacidad para sobreponerse a las desgracias, cuando se produjo el peor de los incendios que lo arrasó todo, aprovechó la oportunidad para levantarse en un espacio sublime.

Una cuadrícula enorme con el contraste de las altas cajas de acero y cristal y extensiones de pequeñas viviendas unifamiliares a su alrededor, que son un referente arquitectónico y urbano y en el que han sabido incorporar también la naturaleza dentro de esa estructura, con sus grandes parques.

https://www.instagram.com/p/BvO9rg6FbZP/?utm_source=ig_web_button_share_sheet

Su población la conforman comunidades enormes de diferentes procedencias, siendo una sociedad muy diversa llena de maravillosas contradicciones.

 

Es al oeste del centro de Chicago, en Oak Park, donde nació Ernest Hemingway. En una casa victoriana que puede visitarse, el “Ernest Hemingway’s Birthplace Museum” y que es ideal para explorar las raíces de la vida y obra del autor. Un recorrido de 45 minutos que refleja con las historias contadas al joven que vivió allí. Fue periodista, corresponsal y escritor y estuvo presente en la Primera y Segunda Guerra Mundial así como en la Guerra Civil Española. Sus experiencias por medio mundo, influirían en su estilo con un lenguaje muy directo, descarnado y de frases breves, sin ornamentación. Contaba a través de lo que ocultaba, de manera que también podía interpretarse de diferentes maneras. “El viejo y el mar”, “Fiesta” o algunos de sus cuentos como “Los asesinos” muestran esa forma de escribir que prescinde de palabras innecesarias y posee tanto ritmo.

 

Pero en Chicago, demás de la Casa de Hemingway, tendrás la oportunidad de ver el Museo Nacional de Literatura, que se inauguró recientemente, dedicado a los escritores estadounidenses y todas sus obras.

Es un museo interactivo que nada tiene que ver con una biblioteca, con pantallas táctiles, quioscos interactivos y exhibiciones importantes, así como muestras temporales.

Y si dispones de tiempo para visitar algún lugar más de Illinois, sin dudarlo escápate a Springfield, ciudad en la que vivió gran parte de su vida Abraham Lincoln.

 

En Springfield, además de la Casa de Lincoln encontrarás La Biblioteca y Museo Presidencial. La entrada a la casa es gratuita, previamente deberás ir al Centro de visitantes que está al lado. Es un espacio muy agradable, donde son tremendamente amables al igual que el resto de sus habitantes. Te facilitarán una guía en el idioma que prefieras para posteriormente realizar una visita guiada muy interesante en la que conocerás un poco más al que fuera uno de los presidentes más importantes de los EEUU.

Aunque si después de esta visita quieres conocer aspectos más personales y desconocidos del personaje que te sorprenderán y que van más allá de la figura histórica, puedes indagar en la extensa biografía que realizó Carl Sandburg, el mismo autor que dedicó sus poemas a Chicago y a la que dedicó nada menos que diez años. Esta y otras biografías te ofrecerán una versión menos edulcorada del memorable presidente.

 

Por último es indispensable la visita a la emblemática Union Station, uno de los escenarios en el que se rodó “Los Intocables de Eliot Ness” película basada en la novela original de 1.957 “The Untouchables”.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies